domingo, 18 de octubre de 2015

Finalizó con gran éxito de público y de crítica el 5to Festival Nacional de Tango Carlos Di Sarli de Bahía Blanca

Unas trescientas personas acompañaron la gala de cierre del 5to Festival Nacional de Tango Carlos Di Sarli realizada el pasado domingo 11 en el Teatro Municipal. “La Bahía Tanguera” fue una muestra de la movida que en la ciudad tiene actualmente el 2x4.
Con una propuesta novedosa en cuanto al formato y la variedad de intérpretes, José Valle confirmó una vez más que Bahía Blanca es uno de los exponentes del tango más representativos que tiene el país.
El espectáculo inició con un cambio de planes en la tarde-noche de Gaby y Florencia Albanesi quienes, como buenas amigas, se encontraban plácidamente charlando entre mate y mate en el living de la rubia periodista y cantante. Informadas de la actuación que debían realizar en el Teatro ambas se dirigen a la peluquería de Luis, quien la apronta para el espectáculo mientras ellas conversan sobre lo que se presentará esa noche en el municipal. Y así, con centro de estética en escena y las palabras de las chicas que iban anunciando cada número transcurrió la noche.
El primero en intervenir musicalmente fue el pianista Sergio Caballero quien interpretó un personal arreglo del tango “Bahía Blanca” del maestro Di Sarli. Seguidamente, Caballero acompañó al cantante lírico Gustavo Von Holtun quien ofreció cinco tangos donde demostró su gran caudal de voz y grandes aptitudes técnicas que le permiten, además de cantar ópera, poder decir muy bien el tango. “Uno”, “El día que me quieras”, “Grisel”, “Flor de lino” y “Remembranzas” fueron sus elegidas.
Muy bien acogido por el público, Gustavo dio paso a Susana Matilla, una reconocida intérprete de música nacional que, en su nueva faceta de solista, dio cátedra de expresividad acompañada por Sergio Caballero en páginas clásicas en su voz como “La última curda”, “Absurdo”, “El gordo Triste”, “Somos como somos”  y “La luz de un fósforo”.
A continuación fue el turno de Raúl Islas, el ganador del Primer Certamen Roberto Achával para cantantes de tango que se realizó el pasado mes de julio. Islas interpretó para comenzar el tango de Enrique Cadícamo y Guillermo Barbieri que en aquella ocasión lo consagró ganador, “Anclao en París”, al que sumó “Mariposita”, “Melodía de arrabal” y el bolero “Sabor a mi”, luego de confesar que ese género romántico es que marcó su trayectoria con la música.
Seguidamente llegaron a escena dos señoronas de 1950, con vestimenta, ambientación y hasta formas de expresase de la época dorada del tango. Güendalina Martella y Nacha Herrera evocaron aquellas épocas en que la radio era la reina del hogar con sus tangos, radioteatros y ese maravilloso mundo que permitía imaginar. Conjugando actuación con música y mucho humor las integrantes del dúo “Corte y Confesión” desplegaron una variedad significativa de ritmos musicales: valses (“Caserón de tejas”, “Pedacito de cielo” y “Romance de barrio”), bolero (“Alma mía”), ranchera (“Me enamoré una vez”), foxtrot (“Rubias de New York”), y, por supuesto, tangos como “Los mareados”, “El choclo” y “Madreselva”, con una magistral imitación de Libertad Lamarque realizada por Güendalina mientras se acompañaba con el piano, que hizo reír a carcajadas a toda la platea.
Seguidamente llegó al escenario Anyela Cabrera, exquisita cantante de baladas que esta vez se sumó al tango con personales versiones de los tangos “Nada” de Sanguinetti y Dames  y “El corazón al sur” de Eladia Blázquez.
Para agregarle ritmo y arrabal a la noche, llegó al escenario Alberto Acuña, cantor de experiencia que desplegó todo su capital artístico acompañado por dos guitarristas puntaltenses que con vigor, secundaron prolijamente a un cantor emocionado, agradecido y en todo su esplendor que cerró su participación con una muy lograda versión de “Adiós Pampa mia”.
Finalmente, Gaby y Flor, con peinados y vestimenta listos, salieron de la peluquería para “entrar a escena” y ponerle una sonrisa al cierre de una noche que se prolongó por casi tres horas de espectáculo. Con su contrapunto habitual de seriedad y absurdo, de comentarios picarescos y emotivos las “brujas” hablaron de los hombres, el amor y la mujer actual con canciones y tangos excelentemente interpretados que el público recibió con mucha atención y reiteradas sonrisas. Gaby ofreció “Muchacho”, “Canchero”, “Oro y Plata” y “Cuando me entrés a fallar” mientras que Florencia repondió cada uno de esos tangos con “Mucha pinta” de la cantautora Claudia Levy, la ranchera “Pistolita” de Paquita la del Barrio, “La mina del Ford”, una adaptación del tango “Tu vieja” de Lucio Arce y “Mujer inconveniente” de Liliana Felipe. Finalmente, a dúo interpretaron la balada “Como toda mujer” de Alejandro Vezzani.
Así culminaron once días de actividad tanguera en la ciudad que se renovarán en la 6ta edición 2016 de este maravilloso festival que crece y se consolida año a año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada