lunes, 23 de septiembre de 2013

Homero Expósito: hábil e innovador en el uso de la metáfora.


Homero Expósito nació en la casa de su abuela materna, siendo su padre huérfano y criado en la "Casa de Niños Expósitos" de la ciudad de Buenos Aires, Homero conservo el apellido "Expósito", que le daban a todos los niños en esa institución. En 1924 nace el segundo hermano de Homero Expósito, Virgilio, con el que se mantuvo unido durante toda su vida. En su adolescencia, curso la escuela secundaria en el "Colegio San José" de Buenos Aires y luego fue cadete militar e ingresó más tarde a la Facultad de Filosofía y Letras, pero nunca re recibió teniendo que interrumpir sus estudios varias veces por problemas económicos. Homero Expósito se destacaba por su sólida formación literaria y filosófica, que acrecentó constantemente y la vuelva con gran habilidad en las letras de tango, donde abundan las metáforas, la poesía y las descripciones llenas de imágenes. Promediando 1938 comienza a trabajar con su hermano componiendo y arreglando temas, dupla que hizo historia dentro del tango. Luego de algunos negocios que le produjeron grandes pérdidas, Homero Expósito asume como tesorero en la Sociedad Argentina de Autores y Compositores, pero al tiempo renuncia por diferencias con otros miembros. Tiempo después realiza un viaje a Europa, volviendo ya alejado de la actividad poética. Homero Expósito transcurrió en los últimos años de vida totalmente alejado del tango y las composiciones, siendo su obra una de las más creativas e innovadoras del tango.


Obras Destacadas
Naranjo en flor (1944)
Yuyo verde (1944)
Cafetín (1947)
Chau, no va más (1974)
Tristezas de la calle Corrientes (1942)
Al compás del corazón (1942)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada