viernes, 7 de diciembre de 2012

Tita Merello:Un ejemplo de lucha y de vida.


Laura Ana Merello, conocida en el mundo artístico como “Tita Merello” fue una actriz y cantante argentina de tango y milonga.
Hija de la planchadora Ana Gianelli y del cochero Santiago Merello, Tita nació en Buenos Aires el 11 de octubre de 1904 en un conventillo del barrio porteño de San Telmo. Tita también tuvo un medio hermano menor, de distinto padre, llamado Pascual Anselmi.
La historia cuenta que su padre falleció cuando ella tenía apenas 4 meses de edad, víctima de tuberculosis, una enfermedad corriente a principios del Siglo XX.
Tita pasó su infancia en un asilo de Villa Devoto porque su madre debía trabajar y no podía hacerse cargo de ella. También vivió en Montevideo (Uruguay) y en un campo cerca de Magdalena, donde hacía distintos trabajos como ordeñar vacas, preparar asados y cebar mates
En 1916 se trasladó a una precaria vivienda de la calle Corrientes, en Buenos Aires, donde residió con su madre. Con 12 años, Merello no sabía leer ni escribir, ya que no había podido asistir a la escuela. Sin embargo, en la década de 1920, Simón Yrigoyen Iriondo puso fin a su analfabetismo bajo la guía de Eduardo Borrás.
Para ese entonces, Tita ya había empezado a trabajar como corista en la compañía de Rosita Rodríguez en el Teatro Avenida, en “Las vírgenes de Teres”, la cual no significó una buena experiencia ya que el público la desaprobó con silbidos y abucheos. Eso no le impidió continuar y se dedicó a interpretar el tango “Titina” en las distintas cafeterías de la Avenida de Mayo, popularizándose.
Su carrera fue ascendiendo, hasta que en 1923 se integró como vedette de la revista nacional en el Teatro Maipo, en el espectáculo “Las modernas Scherezadas”, cantando su primer tango: Tango amargo.  Compartió escenario con Pepe Arias, Marcos Caplán y Luis Arata. Además, Merello alternó la actuación con contadas incursiones dentro del género discográfico.
En 1933, Tita hizo su debut cinematográfico en la película sonora “¡Tango!”. Y así comenzó a participar de distintos filmes al mismo tiempo que se presentaba en las distintas compañías de teatro. Pero es en 1937 cuando filma “La fuga” se revela como actriz dramática, desconcertando a productores y directores, por su naturalidad, su expresión y su desenvoltura
Durante años se mantuvo firme en sus producciones cinematográficas y los discos de tango. También escribió artículos para la revista “Voces” y participó como comentarista en “Sábados circulares” de Nicolás Mancera alrededor de 1968, donde cantaba y relataba anécdotas y consejos. En 1972, publicó con la editorial Kier un libro titulado “La calle y yo”, donde redactaba recuerdos, consejos, reflexiones y algunos versos y poemas de su autoría.
Tita Merello se retiró del cine en el año 1985, pero continuó actuando en teatro, tv, y radio; incluso fue distinguida como Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires en el año 1990. Sus cuadros depresivos fueron agravados por su avanzada edad y se alejó totalmente del mundo del espectáculo.
El 24 de diciembre de 2002, Merello con sus 98 años muere en la Fundación Favaloro mientras dormía por un paro cardiorrespiratorio. Antes de morir, Tita pidió que se donara el dinero que se utilizaría para comprar flores a la Fundación.
Al momento de su muerte, contaba con más de treinta películas filmadas, veinte obras teatrales estrenadas, nueve actuaciones televisivas, tres ciclos radiales y varias participaciones en espectáculos de revista.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada