domingo, 16 de diciembre de 2012

CERRO CON EXITO EL 8VO FESTIVAL DE TANGO DE JUSTO DARACT(SAN LUIS)

Chiqui Pereyra
Muñecas Bravas
En una noche en la que el clima estuvo en todo de acuerdo con la fiesta, el Festival Internacional de Tango de Justo Daract realizó su última celebración. Como en el resto de las veladas, el cierre del encuentro tanguero del "interior profundo" también mezcló lo nuevo con lo clásico y el tango con otros géneros.
Mientras que Patricia Sosa dio por finalizada la seguidilla de espectáculos, Chiqui Pereyra, un viejo conocido el festival, abrió la noche con su inconfundible voz para llevarse el aplauso de los más grandes del Anfiteatro de los Sueños.
 La conducción  de la noche la efectuaron los experimentados Jorge Poder y Daniel Díaz, de Cadena 3, haciendo trio con el desprolijo y neofito tanguero Walter Leiva, Teté Coustarot anunció el viernes que no iba a estar porque porque tiene un programa de radio todos los domingos.
Como para abrir la puerta hacia una nueva etapa en el espectáculo, los fuegos artificiales irrumpieron en el tranquilo cielo de Justo Daract. Y ahí llegó el turno de "Chiqui" Pereyra, quien subió al escenario para sacar chapa de especialista con un sexteto que parecía una orquesta de los '40.
Plateado superstar, negro sensual y rojo furioso fueron los colores que eligieron las "Muñecas bravas" para su presentación. Geraldine Trenza Cobre, Patricia Malanca y Gaby "la voz sensual del tango",podemos  decir que es un espectáculo integrado por tres damas del tango que han revolucionado la imagen de las mujeres en el 2x4: desinhibidas, desfachatadas, bellas, bien plantadas sobre el escenario, muy talentosas y extremadamente diferentes entre sí,dejan alma, corazón y vida sobre el escenario en cada presentación
Otro lujo que se dio la octava edición fue la llegada del maestro Osvaldo Piro, quien subió al escenario con sus músicos y con Marcelo Santos para ponerle voz a las melodías. Un silencio lleno de respeto se adueñó del predio ni bien comenzaron los primeros acordes y las imágenes de la pantalla gigante del escenario transportaron a todos a nuevas galaxias.
Aunque el festival tiene el mote de internacional, la única artista de otro país que llegó para la noche final en el anfiteatro fue la uruguaya Francis Andreu. La niña prodigio charrúa, fanática de Goyeneche y mimada de Adriana Varela, tuvo que hacer cuatro canciones a las apuradas para dejar tiempo a que el intendente, Jorge Melano, le pudiera entregar al gobernador Claudio Poggi el Cóndor de Oro . La joven promesa tanguera del otro lado del charco no pudo brillar y fue una lástima, porque tuvo que dejar el escenario cuando el público recién empezaba a entusiasmarse con ella.
Después de eso, las guitarras sonaron fuertes para anunciar la llegada del rock al Festival de Tango. Patricia Sosa decidió abrir con canciones de su mejor momento en La Torre.
El show se basó en covers de Pappo y Luis Alberto Spinetta y repasó sus grandes éxitos. Pero para no desentonar con el encuentro cantó tres tangos: "Pasional", "Con el corazón al sur" y "Volver".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada