lunes, 12 de noviembre de 2012

Cacho” vive en el corazón de los bahienses



Esta tarde se realizó un sencillo homenaje al cantor whitense Roberto Achával en el Café Histórico de la ciudad de Bahía Blanca. Se colocó en las paredes del pintoresco local un cuadro con biografía e imagen del cantor junto a la orquesta del gran Aníbal Troilo, en la cual se desempeñara hasta el fallecimiento del bandoneón mayor de Buenos Aires.
Además, José Valle anunció que el 2013 será un año de homenaje hacia el mejor cantor que ha dado la ciudad ya que durante las jornadas gardelianas se colocará la 4º Baldosa que No Olvida en su memoria y durante el 3º Festival de Tango CARLOS DI SARLI se repatriarán sus restos al cementerio bahiense que hoy descansan en Chacarita. También se anunció la producción de un libro sobre Achával que contará con los testimonios de familiares, amigos e historiadores de renombre.
Estuvieron presentes su viuda Juana Dodero e hija, Mirta Crudelli, sus amigos Rubén Antonelli y Sra., Francisco Cabeza, Osvaldo López y Sra., Antonio Germani  y Mary Sevillano, integrante de la ex Peña del 2x4 Juan Carlos Cobián. Todos los relatos que se intercambiaron entre los presentes acerca del cantor como hombre y artista realzaron la calidad del mismo, su hombría, su caballerosidad, su galantería y su enorme talento.
Juana, con los ojos inundados en lágrimas que intentaba contener, confesó que creía que era más fuerte, que podría superar cada vez mejor la ausencia del que fuera y sigue siendo el amor de su vida… pero cada día lo extraña más. Cada noche su recuerdo la acompaña y vive momentos de plena felicidad cuando él comparte su sueño: “Fue un marido maravilloso y un padre ejemplar. Si tuviera que volver a elegir, nuevamente me casaría con Cacho”, expresó.
Juana se enamoró de su esposo a los 15 años y vivió a su lado cada momento de su carrera, lo apoyó y acompañó incondicionalmente, inclusive cuando eso significara trasladarse a la gran urbe porteña alejando a sus hijos del entorno que les era familiar. Es una mujer que a pesar del dolor y los años conserva una vitalidad y memoria envidiables. Cacho hubiera cumplido 82 años, ella cumplió este año los 80 y lamenta que la reivindicación haya llegado un tanto tarde para su galán: “El reconocimiento merecido llegó con Valle que desde su programa radial y sus producciones lo recuerda permanentemente, los Crudelli le debemos mucho”.
Lo cierto es que Roberto Achával merece permanecer en la memoria de bahienses y argentinos porque su talento lo amerita. “Es indiscutible la importancia de Achával como cantor porque lo eligió Troilo y cantar con el gordo era jugar en primera. Sin profundizar en la calidad o gusto de las orquestas, los cantantes de Troilo fueron los mejores: todos son buenos, no puede discutirse la calidad de ninguno de sus vocalistas”, confirmó José Valle.
Nos espera un 2013 pleno para los admiradores de Oscar Aníbal Crudelli, en algún momento llamado Alberto Randall, reconocido popularmente como Roberto Achával y aquerenciado en el corazón de los whitenses, amigos y familiares como “Cacho”. Bravo por la memoria de un grande, que hoy, sigue jugando en primera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada