viernes, 28 de septiembre de 2012

TROILO - FIORENTINO


La relación laboral entre Aníbal Troilo y Francisco Fiorentino comenzó el 1º de Julio de 1937.
Troilo armó su primera orquesta para debutar en el “Marabú” incorporando a Fiorentino, que venía de actuar en los conjuntos de Francisco Canaro, Juan Carlos Cobián, Roberto Firpo, Pedro Maffia, Juan D’Arienzo, Roberto Zerrillo y Minotto Di Cicco.
Pero con Troilo, la actuación de Fiorentino cambió radicalmente, transformándose en un instrumento indispensable en la orquesta. El ensamble fue óptimo, constituyéndose en el punto culminante de su carrera, lástima que muchos de los temas cantados, no hayan llegado a los discos comerciales.
Superó con Pichuco, sus actuaciones anteriores ya que su voz intimista y con un fraseo bien porteño, fue característica de esta primera etapa en la orquesta de Pichuco. Durante los casi 7 años de actuación de este binomio tanguero, grabaron 60 temas, que al escucharlos 70 años después, conservan la frescura de un fraseo inconfundible, junto a un ritmo excelente, el de la orquesta más milonguera que dirigió Troilo.
Fiorentino no fue el mismo, ni antes ni después de Troilo. La simbiosis lograda entre ambos músicos, ya que Fiorentino era bandoneonista, fue perfecta. Fue puntal de una época en la que todos eran buenos, y así logró destacarse, elaborando un halo de magia interpretativa en un conjunto que contaba con valores irreemplazables.
Las interpretaciones de esta primera época de la orquesta hasta su separación el 30 de Marzo de 1944. se caracterizaron por el engranaje logrado con un acople perfecto y un ampliio lucimiento por ambas partes, dejando una huella imborrable en aquél Buenos Aires que se fue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada