jueves, 5 de julio de 2012

GUILLERMO RICO


 supo cantar tangos con el nombre artistico de Guillermo Coral, nació el 10 de febrero de 1920. 
Se recuerda por haber sido cantor de Francisco Canaro que bromeaba sobre Guillermo diciendo con una sonrisa: "un gran imitador de cantores, gustaba más con la voz de los otros que con la propia.», por supuesto era un "chascarrillo" de "Pirincho" Canaro, ya que en el tiempo en que Rico, estuvo como Guillermo Coral, en su orquesta, en sólo diecisiete meses, dejó grabados 25 temas y diez años más tarde, ya solista, siete más, una cifra que no alcanzaron muchos de los tantos cantores que tuvo Canaro. La broma que hacia el "Kaiser" tenia su razón de ser, Rico llegó a su orquesta proveniente de un conjunto humorístico, "Los Bohemios" y el público, no muy exigente con el estilo del maestro, lo aceptó más por sus antecedentes artísticos que como cantor de tangos. Guillermo Rico, se ganaba al público con su imagen de muchacho simpático y pintón, alto , morocho, atractivos rasgos y una sonrisa compradora.
Guillermo se inició cantando en clubes de barrio, en los años '30. Mario Pugliese "Cariño", creador del popular conjunto humorístico-musical "Los Bohemios" incluye a Rico al grupo y comienzan las audiciones radiales y giras por el interior del país. El pianista del conjunto era Oscar Sabino, un historico de la orquesta de Canaro, que, con la aparición de Canal 13, fue el director de la orquesta tipica estable de la emisora.
En 1940, Tito Martínez del Box, creador de "La gran cruzada del buen humor" exito radial humoristico de esos año, lo incorpora a su elenco. Radio Belgrano y locales de espectáculos cuentan con su presencia. Guillermo Rico es "el galán cantor", del elenco y aparece por primera vez en el cine en 1943, en "El fabricante de estrellas", con Pepe Arias, donde actuan varios de los actores de la troupe, en una escena donde Rico imita a Alberto Castillo y Rafael Carret hace su rutina del "pato".
Al año siguiente, Oscar Sabino, pianista y arreglador de Canaro, lo presenta al director y se incorpora a la orquesta.
"Pirincho", estaba en todos los detalles, pensó que cambiando su nombre conseguiría diferenciar al humorista cantor del cantor de tangos, y le propuso que se llamara Guillermo Barragán y luego Guillermo Peñaflor, pero momentos antes del debut en Radio Belgrano mandó poner en la cartelera: Guillermo Coral.
. El otro vocalista era el uruguayo Carlos Roldán. Como Guillermo coral graba su primer disco con Canaro cantando el vals de Mario Sabino, "Incomprensión".
Roldán es reemplazado por Alberto Arenas. y el nuevo binomio Coral - Arenas, intervienen en las muchas presentaciones de la orquesta y en la revista musical de 1945 "El tango en París", de Enrique García Velloso, cantando a dúo con Arenas, la milonga "Serafín y Julia Paz", y con la actriz Alicia Vignoli el vals "No llores más" y como solista "Niebla". Desvinculado de la orquesta Guillermo participa en la película "No salgas esta noche", de 1946, cantando el tango "El irresistible".
Regresa con Tito Martinez del Box a "La gran cruzada del buen humor", la primera pelicula del grupo humoristico, "Cuidado con las imitaciones", en mayo de 1948, con enorme exito de taquilla. Despues del exito del estreno se prouce un quiebre en el grupo y los más destacados forman "Los cinco grandes del buen humor", Rico, Rafael Carret, Jorge Luz, Zelmar Gueñol y Juan Carlos Cambón, el flaco, que supo tener su propia orquesta, años vinculado al tango, acompañando en varias giras a Mercdes Simone y creador del "Cuarteto Los Ases"". El exito llega como un vendaval, radio, teatros, giras por America y España y 12 películas que llenan los cines con ub público entusiastas. La formula de los argumentos, era al estilo de las comedias de moda internacionalmente. Guillermo es el galán, el que enamora a la muchacha de turno, el que saca de todos los atolladeros a sus disparatados amigos., al estilo de Bing Crosby-Bob Hope, Dean Martin-Jerry Lewis, y porque no Abbot y Costello. Guillermo sólo canta para conquistar a la muchacha o haciendo imitaciones, de cuerdo a los argumentos película. Durante una decada hicieron las delicias de los espectadores, hasta que deciden separarse y cada uno busca otro rumbo. Guillermo, siguio ligado al tango y grabo 7 discos como solista.
La televisión lo convoco para conducir programas musicales y a partir de 1973, continuó como actor en comedias costumbristas, hasta que, al cumplir los 80 años decidio "colgar los botines". Aún hoy ya cruzada la barrera de los 90 Guillermo Rico conserva esa sonrisa entradora y simpatica y esa mirada de sorpresa que encandilaba a sus admiradoras, en sus actuaciones en el cine y la TV. El cantor de Canaro, fue una anecdota que Guillermo recuerda con cariño. La fama y el exito le sonrieron, con su grupo de amigos que conformaron "Los 5 grandes del buen humor", y por los que todos los que tuvimos la dicha de disfrutarlos los recordamos con afecto y nostalgia. Gracias querido maestro por tantas alegrias...!!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada