domingo, 29 de abril de 2012

OSMAR MADERNA




Este genial compositor y director de Orquesta nació en la ciudad de Pehuajó, el 26 de Febrero de 1918.



Sus padres Juan Maderna y Angela Maria Nigro, pusieron por nombre Osmar al octavo hijo del matrimonio.



Su padre ,músico tocaba el acordeón, y Osmarcito fue creciendo en ese ambiente musical.



El papá tenía un conjunto musical y tocaba en todos los bailes que se organizaban en el pueblo.



Tiempo de vacas flacas, muchas bocas para alimentar en el hogar de los Maderna, Osmar para colaborar entra en la radio de Pehuajó como locutor.



Para ese entonces era un alumno aventajado del conservatorio donde estudiaba piano, y cuando se lo permitían las autoridades de la emisora, ejecutaba el instrumento en la radio .



Se tuvo confianza y siendo muy joven aun, ( tenía 13 años ) interesó a otros músicos amigos y formo un conjunto que  bautizó con el nombre de Vitaphone.



Sus amigos que integraban esta orquesta eran en violines Aquiles Roggero y Arturo Cipolla. Bandoneones, José Figueras y Francisco Logioco, Piano, Osmar Maderna, Trompeta Alberto Luna, y batería Diego Rodríguez.



Cuando cumplió 15 años se recibió como Profesor de Piano.



Fue tal  la aceptación por parte del público de este conjunto, que Osmar se fijó como meta, desembarcar en Buenos Aires.



Cuando en 1938 contaba con 20 años, viene a Buenos Aires, y se incorpora como pianista a la orquesta de Manuel  Fernández.



Pronto ganó popularidad entre el público porteño , el talento y la  profesionalidad con que tocaba el piano, su digitación perfecta , sus dedos que se movían en el teclado como alas de colibrí.



Eso le valió que las autoridades de Radio Belgrano lo contrataran para tocar tanto música clásica, o tangos.



Justamente en otro horario actuaba con su Orquesta Miguel Caló, quien ya conocía las virtudes musicales de este joven.



Se dio que Chupita Stamponi, su pianista se alejaba del conjunto, y Caló lo interesó  para que se incorporara en su reemplazo.



A Osmar le pareció un sueño, aceptó de buena gana  y le aportó a esta orquesta, además de sus arreglos, un sonido completamente distinto, mas brillante por lo que el maestro quedó encantado. Recordemos que esta agrupación orquestal contaba con músicos muy profesionales que le valió se la considerara , con el tiempo, La Orquesta de las Estrellas.



Sus integrantes, entre otros eran, Enrique Mario Franchini, Armando Pontier, Domingo Federico, etc...



En 1945, Maderna se desvincula de Caló y forma con el cantor Raúl Iriarte, otra orquesta.



Fue esta decisión, una estrella fugaz, mucho brillo de entrada pero se fue apagando lentamente en el interés entre el público, razón que motivó que se disolviera. Iriarte, volvió con Caló, y Osmar fue perseverante y se dedicó de lleno a organizar otro conjunto.



Ese mismo año , debuta en el café Marzotto y sus cantores eran Orlando Verri y Luis Tolosa. Graba por primera vez en Uruguay cuatro temas, Chiqué, (Instrumental), Margo, y Solo Cerrazon, con  la voz de Orlando Verri, y Viejito Calavera con Luis Tolosa.



Una vez acreditado en las grabadoras, R.C.A. Victor lo contrata y graba 52 temas.



Hace un pasaje fugaz por el cine. Y trabaja en la película Al Compás de Tu Mentira, y El Idolo del Tango.



En 1947 Osmar se casa con Olga René Mazzei. (no tienen hijos) Una de las pasiones de Maderna era volar, cursó horas  de vuelo y obtuvo su brevet de piloto civil.



Sus temas  (Escala en Azul, Concierto en la Luna, Lluvia de Estrellas, Luna de Plata, y fui Golondrina Perdida), tienen bastante que ver con su pasión por volar donde se  sentía en plenitud cuando practicaba vuelos;  que lo llevaban cerca del cielo.



En 1951, tenía una interesante propuesta para viajar al país del norte para actuar con su orquesta, pero  lamentablemente no pudo ser, el suceso imprevisto que a todos nos puede acaecer, quiso que perdiera la vida. 



 Fue el  28 de Abril de 1951, cuando sufrió un accidente aéreo, colisionando con otro avión del mismo porte piloteado por un amigo, y a consecuencia de ello ambos  fallecieron.



Este talento que recién estaba con 33 años de edad, deslumbrado a los amantes del Tango, con su virtuosismo tan especial, produjo con su fallecimiento un vacío enorme, dado que estaba proyectándose a ser uno de los mejores compositores y directores de nuestra música popular.



Sus cantores fueron; Luis Tolosa, Orlando Verri, Pedro Dátila, Mario Corrales (Mario Pomar), Héctor De Rosas, y Adolfo Rivas .Como Compositor dejó obras que pueden considerarse incunables; “Voce”, (Samba Brasileña), “Fui Golondrina perdida”, “Lirio”, “Catunga”, “Cara Catunga”, “Quise olvidar”, “Rouge”, “Yo no merezco”, “Que  te  importa  que  te  llore”, “Jamás  retornaras”, “Cuento Azul”, “Luna  de  plata”,  “En tus ojos de cielo”,  “La noche que te fuiste”, “Concierto en la luna”,  “Volvio a llorer”, “Rincones de Paris“, “Lluvia de estrellas“,“Pequeña”, “Escala de azul”, “Bar”, “Rapsodia de tango”, “Amor sin adiós” y creaciones como "El pillete" y "El vuelo del moscardón".



 Después de un periodo prudencial su primer violín, y además amigo que era oriundo de Pehuajó, Aquiles Roggero, rearma la Orquesta, con la hermosa voz de, Adolfo Rivas, (último cantor de Maderna) y  asumiendo la responsabilidad de dirigirla desde el piano,  con el nombre de La Orquesta Símbolo de Osmar Maderna  tuvo la responsabilidad  durante diez largos años de seguir  deleitando  a los porteños que habían admirado a este exquisito conjunto. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada