martes, 13 de diciembre de 2011

LA CASA DE GARDEL SE VISTIÓ DE FIESTA A 121 AÑOS DE SU NACIMIENTO


El domingo 11 de Diciembre, Día Nacional del Tango en conmemoración al nacimiento del cantor emblemático e indiscutido del género y al de Julio De Caro, (revolucionario del 2x4) la casa que Carlos Gardel le compró a su madre fue escenario de lujo para celebrar la fecha junto a nuevos valores del tango.
GABY
Con importante afluencia de público y por iniciativa de la Sub-Secretaría de Cultura del Gobierno de la ciudad desde las 17 hs desfilaron numerosos jóvenes por el patio interno de la "casa chorizo" sita en calle Jean Jaurés 735 de la Capital Federal, hoy Museo Casa Carlos Gardel.
GABY Y ALICIA POMETTI
Alberto Peinado, Alicia Pometti, Jorge Córdoba, Laly Martinez, Nazareno Altamirano (guitarra), Sergio Veloso, los bailarines Julio y Adriana, el ganador del certamen Hugo del Carril 2011 Sergio Veloso, Lulú y Gaby “La Voz Sensual del Tango” fueron los artistas que ofrecieron su talento para homenajear al zorzal criollo, nada menos que en el mismo patio donde mateaba con su madre.
Otro festejo paralelo se vivió aquella tarde de domingo ya que la cantante Lulú también celebra su santo el 11 de diciembre. Esta simpática cantante arrabalera que recuerda a Tita Merello en su decir fue la encargada de poner broche de oro a la calurosa tarde tanguera.
Antes, Gaby emocionó  a los presentes con tangos como Una emoción, la milonga El Zorzal, Revolver (estos últimos de Dorita Zárate y Jairo-Salzano respectivamente, dedicados a Carlos Gardel) y Tomo y obligo.
Sin duda el lugar fue intimidante para los jóvenes tangueros por su carga simbólica y emotiva, todos aseguraron sentirse elogiados por la convocatoria en un día tan importante y en el lugar más ligado al morocho del abasto. Por su parte el público demostró respeto y satisfacción ante las diferentes propuestas de los artistas.
LULU
El inmueble  de la sede del Museo Casa Carlos Gardel fue adquirido por Carlos Gardel para su madre, Berta Gardés, en 1927, a través de un crédito del Banco Nación. Allí vivieron juntos hasta 1933, último año de la estancia del cantante en Buenos Aires antes de viajar a Francia. Desde entonces, su madre compartió la vivienda con su amiga Anaís Beaux y el compañero de ésta, Fortunato Muñiz, quienes la habían empleado en su taller de planchado cuando llegó al país. Al morir Berta, en 1943, la casa quedó en manos de Armando Defino, último representante de Gardel.
Hoy puede disfrutarse allí de una importante colección de objetos originales del mítico cantor como así también sectores especiales dedicados a sus guitarristas, a Tita Merello y otros importantes exponentes del tango.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada