lunes, 12 de diciembre de 2011

Emotiva y vibrante segunda noche del Festival de Tango en Justo Daract(San Luis)


Marcela Morelo cerro la espectacular segunda noche del Festival Internacional de Tango de Justo Daract en su séptima edición. Noche calurosa, con algo de viento, que tuvo la presencia de María Marta Serra Lima que no se animó con algunos tanguitos.
La noche incluyó espectaculares artistas como el interesante show musical y de danza de El Viejo Almacén con Nelly Vasquez y Hugo Marcel. Además Osvaldo Piro y Marcelo Santos trajeron lo mejor del barrio porteño San Telmo.
La pequeña Lisette de 11 años y su bandoneón jugaron a ser Discepolo por un rato. Mientras que  Lulu ,Reynaldo Martin, Rubén Améndola y Bosión Trío fueron la magia del 2x4
Parrafo aparte merece la actuación de Gaby ”La voz sensual del Tango” El alma de la joven bahiense sedujo a los asistentes que llenaron, hasta el último rincón, el Anfiteatro de Los Sueños de Justo Daract. La dulzura de su voz, y la energía de sus movimientos se unieron en una fiesta del tango. Y es que la sensual morocha de la voz de sirena deleitó a quienes paladearon su dulzura mientras que los atrapó, como los seres mitológicos del Mediterráneo atraían a los marineros. La conexión con el público fue directa, la cantante se permitió definir el concepto de “tango”. “Alma”, según la musa que dominó el escenario con una fuerza milimétricamente  improvisada y alumbrada por el secreto de la noche con interpretaciones geniales  de “Esta Noche de Copas”, “Cuando Estemos Viejos”,”No Soy de Aquí” y”La Copa Rota”. Un cálido y cariñoso aplauso le regaló el público al culminar su primera interpretación que la joven catalogó como “uno de los mayores de su carrera”. Es de destacar la calidad del trio de músicos que la acompaño compùesto por Miguel Irazu y Alberto Becerra en Guitarras y Oscar Gonzalez en bandoneon
La voz de Gaby es sin duda una de las voces más dulces, consigue transmitir todo un cúmulo de sensaciones impresionantes y su peculiar fraseo, está cargado de una gran profundidad tanto de contenido como de sentimientos. Ante este portento bahiense sólo se  puede aplaudir y decir ¡bravo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada