domingo, 30 de octubre de 2011

CHARLO Cantante, músico, pianista, actor y compositor

Su verdadero nombre Carlos José Pérez de la Riestra, nació el 6 de Junio de 1907 en una estancia ubicada en las estaciones ferroviarias de Avestruces y Guatrache, en La Pampa.
Es en la localidad de Puan donde Charlo curso los primeros grados de la escuela primaria, para completar su ciclo en La Plata.
Sus estudios secundarios los inicio en un colegio privado en la metrópoli porteña cuando los Riestra se instalaron definitivamente en la capital, en el barrio de Belgrano.
 A los siete años dio muestras de su vocación musical al entonar canciones infantiles, al notarlo, sus padres decidieron confiarlo al maestro de música Alejandro Leone, en Puan. Ya en Buenos Aires fue alumno del conservatorio de Rafael Ortiga, y más adelante de Orestes Castronuovo.
 SU ADOLESCENCIA
 A los 17 años era un apuesto galán, elegante y un pianista diestro, dúctil y un cantante carismático.
La suerte quiso que a esta edad, en una fiesta estudiantil en la cual el participaba, se encuentre Enrique del Ponte, uno de los propietarios de radio Cultura  y lo invitara a  incorporarse a la estación radial. Este hombre fue el que le sugirió cambiar su extenso nombre por un seudónimo, así nació Charlo.
 Distintas circunstancias provocaron la mudanza de la familia Riestra desde la calma del barrio Recoleta hacia la zona proletaria de San Cristóbal Sur.
Para Charlo ese era un mundo nuevo que estaba dispuesto a investigar. La anécdota cuenta que un día se encontró en la esquina de San Juan y La Rioja y desde el bar “El americano” los hombres lo observaban por su estilo y su estampa. Alguien le dijo que había un pianito que nadie tocaba, y el se dispuso a tocar.
Así entabló su destino.
 Antes de concluir la década del 20’, con versos de Enrique Cadicamo, Charlo dio a conocer algunas de sus primeras obras: “Buenos Aires querido”, “De a traición”, “Lindo tipo de varón”, “Se fue para siempre” y “Vas muerto con el disfraz”.
 En 1925 se incorpora a la empresa de discos “Electra”, y apareció su primer placa en la cual cantaba: “No me olvides” y “Adiós”, con letra y música propia.
En noviembre de este mismo año grabo para el sello Víctor dos tangos: “Costurerita” y “Pobre varón”.
 EL TEATRO
 Entre los amigos del barrio se encontraban Américo Fazzari, inspector de teatros,  que no dudo en presentar al joven Charlo a Alberto J. Ballestero, director de la compañía de revistas del teatro de la Comedia.
El año 1926 fue de gran significancia, el resultado del encuentro fue en primer lugar un contrato como: actor, cantor, compositor de la música de la obra. El segundo gran suceso fue el estreno de su tango “Pinta brava”, con letra de Mario Batisela y su fox “Pin…pam, ra ta plan”.
 Charlo ingreso al mundo del espectáculo por la puerta grande, sin conocer colas de audiciones, ni someterse a ensayos.
 Terminada la temporada Charlo decide regresar a la radiofonía, incorporándose a Radio Nacional en la cual cantaba, daba la hora oficial y a veces era el locutor.
 En 1927 Charlo retoma el teatro incorporándose en el legendario “Hipodrome”, de Corrientes y Carlos Pellegrini, reemplazando a Azucena Maizani
A esta altura recién tiene 20 años y ya logro mezclarse con figuras de renombre como Manuel Romero y  Pelay y con otras personalidades del espectáculo revisteril.
 En 1928 conoce a Mauricio Godard, director artístico del sello Odeón, que sugiere el reemplazo de Roberto Díaz por Charlo en la orquesta de Francisco Canaro, y estrena sus tangos: “Duelo criollo”, “Piedad”, “Te aconsejo que me olvides” y “Alma en pena”.
 Unos meses mas tarde grabo discos como solista, presentándose en Uruguay en enero de 1929 en el cine Rex de Montevideo, junto a “Pirincho” Canaro.
 EL CINE 
En 1935 fue su primer participación en el cine, el film fue: “Alma del bandoneón”, para luego participar en otro mas conocido: “ Puerto nuevo ”, junto a Alicia Vignoli.
Mas adelante en 1939 participo en dos películas: “Carnaval de antaño” y “Los muchachos se divierten”.
 Charlo contribuyo en la industria cinematográfica no solo como actor, sino también como productor de el film “Un sueño y nada mas”, película que hasta ahora nunca se vio.
 En 1937 graba su ultimo disco con Canaro para emprende una gira por América en 1938, cumplió un extenso itinerario pasando por Chile, Perú, Bolivia, Venezuela, Cuba, Estados Unidos, etc.
 En 1939 retorna a Buenos Aires para trabajar en Radio Belgrano y se reintegra al sello Odeón, entregándose por completo a la composición. 
En este año realizo una gira por las provincias del país, unto al trío Pugliese (piano), Federico Scorticati (bandoneón) y Juan José Gallastegui (violín).
 SUS EXITOS
 En 1932 se registra con música y versos de Luis Cesar Amadori el tango Rencor”, repitiendo en 1934 con Amadori otro suceso como lo fue “Tormento”. Con este mismo letrista hizo “Cobardía”, “Horizontes” y “Perdón”.
Seguida a esta producción realizo un tema junto a Cadicamo “Viejas alegrías”, y de esta dupla se escucharon temas como “No hay tierra como la mía”, “Ave de paso” y “Rondando tu esquina”.
Otros poetas colocaron letra a sus obras: como Homero Manzi con “Fueye”  (1942), “Oro y plata” y “Tu palida voz” (1943). Con Contursi compartió el éxito de “Sin lagrimas ” y con Catulo Castillo “Sin ella” y “Tortura”.
 Le debemos a Charlo la difusión del tango en América, a través de sus tangos, películas y discos.
Fue un gran compositor no solo de tango, sino de valses, milongas, baladas, canciones, polcas, candombes, etc. Dueño de una gran ductilidad y aptitud para la música, era pianista, acordeonista y guitarrista y múltiple interprete. 
Charlo nos dejó el 30 de Octubre de 1990.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada